4 enero, 2016

EL INICIO (entregas 1,2,3)

La verdad no puede permanecer oculta.Estas letras creo son parte de mi biografía, pues narro la época en que viví, los acontecimientos que a través de los medios de difusión daban forma a mi pensamiento hasta llegar a estar convencido que debía is a Vietnam a matar comunistas. Gracias Dios mi padre lo evito pues como latino hubiese quizá servido de carne de cañon.

Pero esa guerra tardo varios años en llegar a nuestras tierras, pero llegó y sin duda mi pensamiento continuaba y continua del lado de proteger principios,  pero en esa época y a los 29 años proteger principios e intereses con la propaganda que se recibía y la polarización existente no tenía la posibilidad de diferenciarla.

Ahora a los sesenta y cinco veo y entiendo la diferencia cuando veo a nuestro pueblo sumido en la pobreza y esperando a los señores de los intereses se dignen a fijar un salario justo y se que no lo harán pues sus intereses están sobre los principios y la dignidad.

Por tener ahora un pensamiento de AVANZADA algunos burros cuya mente se quedó enclaustrada en los años de la Guerra Fria, creen que me he cambiado de bando, estúpidos deben ser pues quieren seguir explotando a quien merece nuestra ayuda para superarse. Y les advierto que si insisten en esas premisas el pueblo se las va a cobrar y mas caro que antes.

Ricos y pobres podemos vivir en armonía, pero con Justicia y trabajando hombro a hombro. Este es el único camino para que todos alcancemos el desarrollo. Están invitados a reflexionar, opinar y trabajar cada uno desde su trinchera en este proyecto El Nuevo El Salvador.

Lo adelante expuesto no es un trabajo terminado y habra mucho por venir…

Si no tienes un pensamiento de AVANZADA no lo leas te va a doler la cabeza, la bilis te va hacer sentir mal y no deseo te enfermes.

 

Ernesto Panamá Escritor

 

EL INICIO

Gestación y evolución

Fin de la Segunda Guerra MundialLa infancia, juventud y adultez de quien escribe y la de nuestra generación se desarrolla en medio del conflicto Este Oeste denominado La Guerra Fría, el que da inicio en 1947 dos año después de finalizada la Segunda Guerra Mundial y concluye con la caída del Muro de Berlín en 1989; transcurren casi 50 años en los cuales EE. UU., China y la U. R. R. S. S., se disputaron el dominio del mundo sin lograrlo; pero si lo dividen, destruyen, explotan e transforman a través de la disputa una nueva forma de coloniaje, que se continúa implementando, modificándose y ajustando para no ser tan perceptible laos ojos de las mayorías en el siglo XXI.

Estas acciones económicas, políticas y militares prácticamente no dejaron territorio sin que fuera afectado en los cinco continentes y tarde o temprano tocaba las puertas incluso de países en apariencia sin importancia como El Salvador, en donde  el conflicto armado se extendió, en mi opinión, sin justificación alguna por 13 años.

Durante esa época el desarrollo de los medios de comunicación en manos del estado y unos pocos empresarios contribuyeron a moldear nuestras mentes y crearon en la mente de la humanidad los conceptos de capitalismo y comunismo la existencia de mundo polarizado, un mundo sin más opciones de pensamiento que se generalizo en el globo terrestre y facilitó a las potencia y grupos de poder la implementación de sus planes de sometimiento. Demandaban sus intereses el los países optaran por pertenecer a una u otra forma de pensamiento representado uno por los EE. UU., y el otro por la URSS; no tenías alternativa.

Las condiciones al final de la Segunda Guerra Mundial eran precarias para la mayoría de países en el mundo y favorecían a los pocos capitales en EE. UU., que se habían enriquecido produciendo armas y materiales para la guerra.

El poder de estos hombres y corporaciones había alcanzado dimensiones cuyos capitales sobrepasaban el del presupuesto de muchos piases y esta riqueza les permitiría ejercer el músculo del poder del dinero sobre la política interna de su país para quién eran fuente de empleo y productividad y les permitía injerencia sobre las políticas exteriores a ser exigidas por su gobierno para con el resto del mundo; aquí entra el deseo de controlar las materias primas, y el dominio sobre la tecnología y su no transferencia les permite dictar leyes y políticas que favorecieran a sus transnacionales y no al desarrollo de las poblaciones originarias de estos países.

La infancia, juventud y adultez de quien escribe y la de nuestra generación se desarrolla en medio del conflicto Este Oeste denominado La Guerra Fría, el que da inicio en 1947 dos año después de finalizada la Segunda Guerra Mundial y concluye con la caída del Muro de Berlín en 1989; transcurren casi 50 años en los cuales EE. UU., China y la U. R. R. S. S., se disputaron el dominio del mundo sin lograrlo; pero si lo dividen, destruyen, explotan e transforman a través de la disputa una nueva forma de coloniaje, que se continúa implementando, modificándose y ajustando para no ser tan perceptible laos ojos de las mayorías en el siglo XXI.

Estas acciones económicas, políticas y militares prácticamente no dejaron territorio sin que fuera afectado en los cinco continentes y tarde o temprano tocaba las puertas incluso de países en apariencia sin importancia como El Salvador, en donde  el conflicto armado se extendió, en mi opinión, sin justificación alguna por 13 años.

Durante esa época el desarrollo de los medios de comunicación en manos del estado y unos pocos empresarios contribuyeron a moldear nuestras mentes y crearon en la mente de la humanidad los conceptos de capitalismo y comunismo la existencia de mundo polarizado, un mundo sin más opciones de pensamiento que se generalizo en el globo terrestre y facilitó a las potencia y grupos de poder la implementación de sus planes de sometimiento. Demandaban sus intereses el los países optaran por pertenecer a una u otra forma de pensamiento representado uno por los EE. UU., y el otro por la URSS; no tenías alternativa.

Las condiciones al final de la Segunda Guerra Mundial eran precarias para la mayoría de países en el mundo y favorecían a los pocos capitales en EE. UU., que se habían enriquecido produciendo armas y materiales para la guerra.

El poder de estos hombres y corporaciones había alcanzado dimensiones cuyos capitales sobrepasaban el del presupuesto de muchos piases y esta riqueza les permitiría ejercer el músculo del poder del dinero sobre la política interna de su país para quién eran fuente de empleo y productividad y les permitía injerencia sobre las políticas exteriores a ser exigidas por su gobierno para con el resto del mundo; aquí entra el deseo de controlar las materias primas, y el dominio sobre la tecnología y su no transferencia les permite dictar leyes y políticas que favorecieran a sus transnacionales y no al desarrollo de las poblaciones originarias de estos países.

Nuestra América y la otra América

O lo haces o te...

O lo haces o te…

Se instaura entonces en 1959 en Cuba un gobierno revolucionario que busca en un inicio asegurar el respeto a su soberanía durante la presidencia de John F. Kennedy; pero el reconocer la soberanía a un país no es compatible con el de las aspiraciones corporativas, ni con los gobiernos de ese país. El gobierno de Cuba al no recibir el respaldo esperado; recurre a la Unión de Repúblicas Soviéticas en busca de ese apoyo.

Cuba en 1962, tres años después de su triunfo revolucionario adopta el sistema de gobierno Marxista y tres años más tarde en 1965 en la isla se funda el Partido Comunista Cubano. De esta forma se sienta la cabeza de playa en el continente americano, de lo que se dio en llamar la amenaza Comunista.

En el resto de América los actos revolucionarios y protestas sociales se extendían en contra de los gobiernos dictatoriales que los EE. UU., había establecido como garantía para detener el avance del movimiento revolucionario ¨ comunista ¨ y es en los años sesenta que nace el Movimiento TUPAMARO en Uruguay, el MIR la guerrilla en Venezuela nace en 1960, en Colombia las FARC se activan a partir de 1964, en Chihuahua, Mexico se da el ataque por el Grupo Popular Guerrillero (G. P. G.) al cuartel Madera el 23 de septiembre de 1965, también en 1965 el MIR se funda en Chile, la Guerrilla de Ñancahuazú se conforma entre 1966 y 1967 en Bolivia, Sendero Luminoso se activa a finales de los años 60 en Perú, y así se van formando los movimientos sociales e insurgentes en América latina.

Curiosamente la mayoría de países estaban gobernados por militares quienes eran mantenidos en el poder por la que se llamó la Política de Seguridad Nacional de los EE. UU. En otros países un sucio juego político se daba entre Liberales y Conservadores cuya alternancia en el poder era garantizada por los privilegios que se le otorgaban a las corporaciones internacionales y el sometimiento a las políticas económicas y financieras que desde el exterior les eran impuestas y que hacían crecer el endeudamiento y el descontento social.

La llamada Guerra Fría no dejaría a los países de Centro América sin el olor a sangre y el de pólvora de una guerra.

Cuando el terror se vivía en el Sur, en Centro América una sorda persecución política y represión se llevaba acabo y era dirigida por asesores militares de los EE. UU., dentro de los Cuerpos de Seguridad y Ejercito de estos países. Siendo poco obvia la represión en un principio creían los ciudadanos vivir en un entorno seguro.

En El Salvador y América latina luego de una década de persecución política, golpes de estado, fallidas elecciones, consecuencia de los intereses de los EE. UU., y de la paranoia que conlleva la Doctrina McCarty; no se puede evitar el que los movimientos sociales dominen la escena política.

La enajenación que polariza los pueblos, coloca al que pide mejores condiciones de trabajo, mejores salarios como el enemigo comunista que debe eliminarse. Los movimientos sociales se consideran van en contra de los sistemas dictatoriales apoyados por los EE. UU., que junto a las oligarquías locales pretenden mantener sus privilegios y al pueblo sometido eliminando a líderes de los movimientos sociales.

Durante los años 60 y 70 la asistencia militar y de inteligencia de los EE. UU., destacada en la S2 (inteligencia) de Cuerpos de Seguridad y Fuerza Armada de muchos países, fue la parte oculta de la persecución política y crímenes de lesa humanidad en América y el mundo. Las acciones dirigidas por ¨ militares extranjeros ¨ contribuyeron a desprestigiar las entidades militares de los países involucrados y  sus miembros, mientras los asesores con las manos sucias regresaban a su país de origen protegidos por la inmunidad demandada a cambio de la ¨ ayuda militar ¨ prestada.

Los movimientos de masas e insurgentes nunca acusaron a los extranjeros de dirigir estos actos de persecución política. Su propaganda de desprestigio se dirigió a las instituciones militares nacionales. Las víctimas de la represión gubernamental, los movimientos de masas y grupos armados llevaban adelante su propia agenda de asesinatos a sangre fría de personal de alta en las instituciones militares, a la vez que aumentaban los actos terroristas en contra de la ciudadanía y se amenazaba al poder judicial para garantizar la libertad de quienes eran capturados y con ello lograban que la anarquía contribuyera a más desorden; los insurgentes siempre  han tratado que sus actos de lesa humanidad queden en el olvido y que solo lo paguen los militares; la Justicia debe aplicarse a ambos.

Lo inexplicable tiene explicación, cuando el beneficio de una de las partes queda claro.

La población dentro de los que yo me incluyo, tomo bando, se volvió radical opto por defender lo que creía correcto. Pero resulto que lo correcto para unos no eran principios; si no que lo correcto para ellos estaba definido por sus intereses y privilegios.

En medio del caos no era posible identificar esta pequeña pero gran diferencia entre intereses y privilegios e ideales y principios y allí es donde muchos con el tiempo nos damos cuenta que fuimos utilizados por uno u otro bando y tu pueblo continua sin recibir el apoyo necesario para su educación y desarrollo.

Resultando mas tarde que se te hace difícil explicar fácilmente que razones existen para derrocar a alguien que por sesenta años sirvió a tus intereses y lo consideraste un aliado de la causa anti-comunista y de la noche a la mañana lo abandonas y el apoyo lo recibe hoy quien apoyan la causa del comunismo contra la cual los EE. UU., se suponía venía luchando.

Así muchos fuimos testigo de como durante los gobiernos de presidente James Carter es derrocado el Sha de Irán con tremendas y adversas consecuencias en apariencia para los EE. UU., luego se derroca el Gobierno del General Carlos H. Romero en El Salvador y ven sus intereses favorecidos quienes esgrimen principios contrarios a ellos, otorgándoseles el reconocimiento a la beligerancia, mientras al ejercito del país que los combate se le restringen y condicionan los suministros de armamento. A los Sandinistas en Nicaragua quién les ayuda a triunfar es James Carter, él derroca al fiel lacayo el dictador Anastasio Somoza, ordena a Israel suspender pedidos de armamento cancelado y obligando meses después al Gobierno del presidente Carazo Odio de Costa Rica, un país neutral, a ceder su territorio para que allí se establezca la base militar desde la que se lanza la invasión de las fuerzas sandinista que toman el control de Nicaragua.

Intereses, no doble moral…

 

Este comportamiento solemos llamarlo de doble moral y quienes lo implementaron, dirigieron y ejecutaron viven protegidos por la ley en EE. UU., pues ellos ejecutaron órdenes y no se les puede considerar culpables.

En cambio los oficiales locales de estos países que siguieron órdenes de los asesores norteamericanos son tildados de psicopatías asesinos y más;  quedando su prestigio y sus familias a merced de la propaganda de los opositor. Este accionar extranjero no es correcto llamarlo de doble moral, pues es un comportamiento que específicamente busca satisfacer intereses monetarios de corporaciones que son retribuidas por políticos gobernantes corruptos quienes recibieron decenas de millones de dólares para que sus campañas políticas fueran exitosas.

Hay otro elemento que queda oculto de las implicaciones bélicas y políticas de estás acciones llamadas de ¨ Guerras de baja Intensidad ¨ y que beneficia a quien promueve la guerra, pero no participa directamente desde la derrota sufrida en Vietnam, y menos la sufre las consecuencias: este elemento es el de la emigración que esos conflictos provocan de los países en guerra y son ellos los países que los provocan los receptores de inmigrantes profesionales que huyen de los países abatidos por guerra. Debería considerarse el acto de provocar estas guerras con este fin, un método injusto y de lesa humanidad pues divide el núcleo familiar y a la vez es discriminatorio pues un campesino y un profesional que pueden ser igualmente afectados por la guerra, son tratados de forma diferente pro sus capacidades y la guerra fue el vehículo para ponerlos ahora al servicio de sus intereses. Debido a estas guerras orquestadas miles son los que parten de su tierra natal a servir a quienes provocaron el conflicto que destruyo su unidad familiar y nacional y disminuye la capacidad productiva de ese país y más tarde además deberán pagan otro costo adicional cuando sus hijos sean enviados a pelear guerras en Oriente medio, Asia África; nuevamente por intereses corporativos disfrazados esta vez por posesión de armas de destrucción masiva, la necesidad de establecer un sistema democrático o el simple echo de ser amigo del país que considero una amenaza posible.

En El Salvador y durante los años 70 luego de un largo período de agitación de masas que llega ha ser reprimido con acciones que violentan los derechos humanos, acciones que formaron parte de los métodos implementados durante la Guerra Fría, lleva a los gobiernos militares a perder popularidad política internamente y además los EE. UU., les aplica sanciones y demanda el cumplimiento de derechos universales para con su detractores, limitando su desempeño y actuación.

De esta manera continua el deterioro en la seguridad y el gobierno en cuestión se hace acreedor de más sanciones y hasta se llega a ejecutar golpes de estado que pone fin a gobiernos antes aliados.

Ante el bien organizado movimiento de masas y actos de terror y guerra que ejecuta la guerrilla, los gobiernos provisionales poco o nada pueden hacer y de pronto para su sorpresa, a los grupos terroristas se les otorga el derecho a la beligerancia; con esto se autoriza a que las fuerzas antidemocráticas reciban ayuda internacional y además se les reconocen territorios liberados debilitando al que se considera Gobierno aliado. Incomprensiblemente los EE. UU., presta ayuda política a los considerados enemigos y continua vendiendo material de guerra obsoleto a las fuerzas armadas del gobierno que han instaurado. Esto conduce a reacciones civiles políticas las que sin contar con una claridad total del panorama que se vive, son fácilmente manipulables cuando toman acción y conforman organizaciones para defender la institucionalidad en su país.

En en medio de este estado de caos, ilegalidad y total impunidad; que las acciones de venganza de ambos lados se vuelven atroces y los asesinatos y juicios sumarios son el resultado de un estado fallido. El Estado de Derecho es entonces letra muerta.

En El Salvador la persecución política reprimía a quién demandaba mejoras sociales y estas acciones eran dirigidas por ¨ asesores ¨ de los EE. UU., a través de organizaciones financiadas por agencias de ¨ ayuda internacional ¨ de ese país, desde la cede de instituciones militares lo suma desprestigio a la institución armada local y no al país que demanda que sus órdenes se cumplan.

Entre el Gobierno Imperial y el del país del tercer mundo en medio de un conflicto bélico, el chantaje consiste en condicionar el apoyo político, la ayuda material o los créditos si se  cumplen o no con los requisitos que para otorgarlos se imponen. Estos requisitos son indispensables para el otorgante pues de ellos depende el lucro futuro de las corporaciones interesadas. Las condiciones exigidas por estos créditos jamás van a estar condicionados con cláusulas que mejoren el desarrollo país que lo recibe; por el contrario estarán plagadas de exigencias que favorezcan a sus transnacionales, la venta de la banca, servicios, etc., buscando siempre debilitar al gobierno para hacerlo más manipulable. Siempre tienden a lograr el continuo sometimiento, como los tratados de libre comercio. Antes enviaban tropas hoy te obligan a renunciar a tus tribunales dirimir en el extranjero cualquier diferencia elevando el costo y asegurándose de que perderás el caso.

Estas limitaciones cambiantes no permiten a los gobiernos en medio de un conflicto armado trazar planes de acción concretos; y los extranjeros lo hacen a propósito ya que ellos tienen como fin el debilitar las institucionalizad gubernamental local, prolongar el conflicto armado y social y además le demandan al gobierno del país bajo ataque el otorgar cada vez más concesiones al enemigo: como las de implementar una reforma agraria si contar con una planificación adecuada, entregar la banca al estado para democratizar el crédito y dar al gobierno el control de las exportaciones privadas para controlar los ingresos de recaudaciones fiscales: todas las anteriores medidas llevan de forma sutil a la banca rota económica y financiera que vuelve al país más dependiente del extranjero y como resultado el estado termina perdiendo el apoyo de sus nacionales, convirtiéndolo en un sujeto que acepta todo lo que se le dicte desde el exterior sin protestar, como el Realizar elecciones en medio de la guerra, el firma acuerdos de paz, el ceder territorios, entre otros según sea el antojo de algún brillante asesor del Departamento de  Estado.

Ernesto Panama

Escritor, analista político, orgulloso padre, me gusta leer y estoy realizando todo el esfuerzo posible para promover mis escritos como eBooks y ofrecerlos a los salvadoreños que viven fuera de El Salvador los temas son diversos hay libros acerca de la guerra, trato temas de nuestra situación política económica escribo cuentos para niños y ya publique una novela.

Click Here to Leave a Comment Below

Leave a Reply:

GRATIS. ebook De la Oscuridad a la Luz  para tu  Pc, Tablet o Smartphone.

x